homepage

 

 

Nicaragua séptimo tras ganar a Barbados

 

LA HABANA, Cuba, 1 de septiembre de 2018 - El equipo de Nicaragua ocupó la séptima plaza al derrotar a Barbados 3-0 (25-18, 25-23, 25-14) en la última jornada del Torneo Norceca Sub-21 Masculino de Voleibol, que tiene como escenario el coliseo de la Ciudad Deportiva.

 

Jonny Zeledón, el espigado jugador de esquina, repitió su condición de máximo anotador de su equipo y hoy también del encuentro con 19 puntos, mientras el central Diego Cuadra (10) y el opuesto Novelbis Nuñez (8) igual contribuyeron al triunfo.

 

Por los caribeños el bloqueador Akeil Williams fue el más productivo con 10, así como el opuesto Ashe Oxley con 8 en encuentro en que Nicaragua fue superior en ataque (38-28) y servicio (4-1), pero Barbados los superó en cantidad de bloqueos (10-8).

 

Osmani Hernández, entrenador de Nicaragua, declaró que "aunque  pretendíamos alcanzar el quinto lugar pero nos despedimos con un segundo triunfo en el torneo. Los muchachos aprendieron de la derrota contra Guatemala ayer, que no se menosprecia a nadie y que tampoco se debe jugar relajado, y ya hoy trabajaron mucho mejor".

 

"Debemos seguir insistiendo en el saque, así podemos recibir mejor, muchos de los equipos nos superaron por las deficiencia de nuestro servicio y por consecuencia el complejo uno, y este evento les ha venido bien pues siete de ellos jugarán en el Centroamericano Sub-23 dentro de una semana en nuestro país", señaló.

 

Su capitán Jonny Zeledón manifestó su mayor alegría hoy por la victoria. "Barbados no presentó mucha resistencia, en el segundo set perdimos un poquito la concentración pero pudimos sacarlo. No esperábamos el séptimo, pero vamos a seguir entrenando para mejorar, no ser conformista y limar cada detalle, eso es lo que hace cada equipo para elevar su nivel y  estas competencias ayudan a aprender sobre esos aspectos".

 

John Stuart, entrenador de Barbados, expresó no sentirse bien con la actuación de su equipo. "no me siento bien, el equipo tuvo muchas dificultades en el recibo durante toda la justa y su moral muy baja, y este es el resultado".

 

 "Para mí el evento resultó justo porque todos los equipos fueron capaces de hacer lo más notable para ganar. Tratamos en cada juego rectificar los errores cometidos con anterioridad, pero lo que más aprendí aquí es que el trabajo en equipo es lo más importante y que jugando bien unidos se obtienen mayores éxitos", opinó el central de 18 años de edad, Kadeem Morris, quien debutó muy jovencito en el anterior Norceca Sub-21 en el 2016.